lunes, 26 de abril de 2010

Mejora tus hábitos.

Cuando hablamos de buenos hábitos de comida no nos referimos sólo a horarios. Nos referimos a una dieta rica y variada en la que todos los grupos alimentarios estén presentes de una forma equilibrada. Además de sana debe seguir una rutina en los horarios de las ingestas evitando comilonas excesivas acompañadas de muchas horas de ayuno. Desde hace años los médicos nos han avisado de que es mejor hacer 4 o 5 ingestas de comida diarias que grandes atracones dos o tres veces diarias. Las ingestas recomendadas son:

  • Desayuno.
  • Tentempie. (En los casos en los que el almuerzo se retrase más allá de 4 o 5 horas desde el desayuno).
  • Almuerzo.
  • Merienda.
  • Cena.

Evita la heladera. En esos momentos en los que tienes ansia de comer, sobre todo cosas dulces y saladas come algo de fruta. Calmará esa ansia y además es sano y te ayudará a cumplir la recomendación médica de 5 piezas de fruta y/o verdura al día.
Modifica tu forma de cocinar. Prueba nuevas recetas que eviten la monotonía en la cocina. Explora formas más sanas de cocina como la cocina al vapor, a la plancha o al grill. Son formas más sanas que evitan ingestas adicionales de grasas.

Un poco de ejercicio.

No. No asocies un poco de ejercicio con ponerte el equipo deportivo y dedicarle una hora en el gimnasio de forma diaria. Se trata de andar un poco. Prueba con pequeñas “dosis” de ejercicio, por ejemplo:

  • Sube algunos pisos andando. No se trata de que vivas en un sexto y subas los seis pisos andando, pero podrías detener el ascensor en el cuarto y subir esos dos pisos andando.
  • Anda un poco, por ejemplo si usas el transporte público para ir y venir del trabajo bájate una o dos paradas antes y camina el resto. Si usas el coche sal un poco antes de casa y no lo estaciones en la puerta, déjalo unos metros más allá y camina hasta el trabajo.
  • Pasea un poco antes de ir a casa. Camina por un parque o una plaza cerca de tu casa, además de hacer vida social y conocer a la gente que vive cerca de ti es una forma notable de desconectar del día antes de regresar a casa. No hace falta que le dediques mucho tiempo, 15 o 20 minutos estarán bien y además se pasan volando. Este caminar entre el fin de la jornada de trabajo y el regreso a casa también tiene una función depurativa contra el estres acumulado en el trabajo. Ese estrés está muy directamente relacionado con muchos problemas como pérdida de cabello, malestar físico e incluso con la glotonería y el ansia por ingerir alimentos. Estos ataques de glotonería además de suponer un factor importante de sobrepeso nos hacen sentir culpables y es una nueva fuente de estrés con lo cual se puede entrar en un círculo vicioso muy peligroso.

Dormir bien.

¡Qué fácil es de recomendar y qué difícil de llevar a cabo! Nos acostamos muy tarde y madrugamos mucho con lo cual nuestro ritmo de vida no deja al cuerpo descansar y desde siempre ha estado asociado un descanso adecuado con un estilo de vida sano. Es difícil adecuar nuestros hábitos de descanso con el ritmo adecuado. Los programas de televisión cada día empiezan más tarde, sobre todo los que te interesan. ¿Por qué será que todo lo que nos interesa como el cine acaba cerca de la medianoche o más allá? Luchas contra esto con un buen vídeo y mientras el graba tu programa tu dedícate a descansar.

1 comentario:

  1. Excelente blog, nos gustaría que dieras de alta tu blog en nuestra guia de blogs http://www.mujerbelleza.es ; Un saludo

    ResponderEliminar

Articulos Relacionados

Related Posts with Thumbnails